La Pirámide PAS V

Recordemos lo hablado hasta ahora sobre las personas altamente sensibles y tengamos en cuenta que, si realizásemos el test, podríamos observar qué nivel de PAS tenemos cada uno de los que nos sentimos y vivimos así.

Cuando alguien tiene cualquier tipo de condición o patología, tanto física como emocional o mental, lo importante es tener un diagnóstico. Siempre ha sido así por una razón: en el momento que sabes lo que tienes, lo puedes controlar mucho mejor. Sabes a dónde acudir para tener más información y también puedes aprender más cosas sobre el tema. Cuanto más sepas, mucho mejor podrás convivir con lo que te ocurre.

Tener unas herramientas de gestión es indispensable para poder lidiar con todo. Como herramientas nos vale desde tener un coach especializado en el tema que nos asesore y nos acompañe, o tener recursos para enfrentar nuestro día a día, acudiendo a charlas en las que veremos que no estamos solos. Es importante saber que en el mundo que vivimos hoy en día va muy deprisa. En cuatro días hemos pasado de no saber lo que era ser una persona altamente sensible, a tener psicólogos y gente especializada que sabe bastante del tema.

Como siempre, distinguid quiénes están aprovechando una oportunidad y en realidad no saben del tema y de las personas que si os van a poder ayudar. Ningún terapeuta es más válido que otro por lo que será de suma importancia que tu sepas averiguar quién te puede ayudar a ti o bien, si detectas que uno de tus hijos lo está pasando mal en el colegio porque también parece tener este rasgo, le podrás buscar un psicólogo experto en niños que además pueda atenderle como PAS, sin hacerle sentir que es un “niño raro”.

Atender a tiempo a un niño que se siente extraño en un mundo que no reconoce o que le obliga a vivir sin piel, será esencial para que su evolución sea como la de los demás. En nuestra época no sabíamos que nos pasaba a las PAS pero ahora es maravilloso saber que tenemos miles de opciones para poder ayudarnos a nosotros mismos y a las personitas que dependen de nosotros.

Como la PAS tiene un componente genético, que no te sorprenda que uno de tus hijos tenga tu mismo rasgo. No dejes que vaya por el mundo sin saber qué le pasa y cómo puede mejorarlo.

“Si lo conoces, no lo temes”

¡Seguimos conociéndonos!

 

Colaboradora de personasaltamentesensibles.net

CGE
Psicóloga, escritora y PAS.

Compártelo en tus redes sociales:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad